Buscar en este blog

Mostrando entradas con la etiqueta 1990. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1990. Mostrar todas las entradas

Pablo Escobar y su único texto académico sobre la extradición. 1990

 


Este texto fue publicado inicialmente en las Dos Orillas

https://www.las2orillas.co/el-libro-al-que-pablo-escobar-le-escribio-un-prologo/

En 1990, en plena época de la búsqueda incesante de Escobar, previa al encarcelamiento en La Catedral, se publicó un estudio sobre la extradición en una pequeña edición de mil ejemplares, escrito por el abogado Santiago Uribe Ortiz y titulada La Extradición entre Estados Unidos y Colombia.  El interés del libro no estaba en un tema de derecho más bien técnico, sino en las siete páginas del prólogo escrito por Escobar.  El abogado Uribe Ortiz, un especialista en derecho administrativo, quien sin tapujos admitió ser el abogado de Los Extraditables y amigo personal de Escobar, justificó, en declaraciones a un noticiero de la época, “24 horas”, la inclusión del prólogo señalando que su libro se limitaba a los aspectos jurídicos del tema, y que le parecía interesante incluir el punto de vista de "una persona que haya vivido el problema emocional en carne propia".  El borrador del libro fue enviado a varias casas editoriales que lo rechazaron al saber que el autor había incluido el prólogo de Escobar.  Para que no quedaran dudas sobre la autenticidad de la identidad del prologuista, al lado de la firma aparecieron la fecha de agosto 25 de 1990 y la huella digital con la que Escobar legitimaba sus documentos; era entre curioso y desafiante que agregara a Medellín como el lugar donde el documento era firmado. El prólogo de Escobar resumía en algo su pensamiento político: “En ciento noventa y siete páginas debidamente documentadas y haciendo uso inclusive de argumentos extraídos del propio derecho penal norteamericano, el abogado Santiago Uribe Ortiz demuestra, hasta la saciedad, el carácter viciado de la llamada – extradición por la vía administrativa- .Convence además al lector, de una manera fácil, de la falta absoluta de fundamento jurídico para sostener, como hacen algunos, que en Colombia desde hace más de un siglo es válida la extradición de nacionales Colombianos hacia los Estados Unidos de América, por delitos vinculados a la actividad del narcotráfico. Pero hay un detalle que el autor ha omitido desde comienzo, y que a mí me parece fundamental si se quiere examinar el asunto de extradición en Colombia de manera cabal: es el aspecto político.  En efecto, de nada sirven este tipo de argumentaciones brillantes, que se apoyan en normas jurídicas existentes en lo códigos y en las leyes vigentes, si se deja de lado el aspecto social y humano de la figura jurídica estudiada. La extradición no es simplemente una institución inválida inconstitucional o ilegal. La extradición es una infamia. Luego de explicar esa idea mencionaba que la Asamblea Nacional Constituyente no podía dejar la extradición como un fruto prohibido y que el presidente Gaviria estaba de acuerdo en utilizar este escenario para reglamentarla de una vez por todas.  También aprovechaba para negar su participación en los crímenes de Galán, Jaramillo Ossa y Carlos Pizarro, que supuestamente fueron asesinados justamente por ser enemigos de la extradición; también explicaba la guerra en Colombia como la lucha entre la oligarquía que intentaba mantener su poder contra fuerzas populares, usando como chivo expiatorio al narcotráfico. Escobar terminaba diciendo: “Muy bonito y muy bien escrito ha quedado el libro del Dr. Uribe Ortiz.  Quiera Dios que reflexionen los que hoy patrocinan estos actos de barbarie, y que entiendan que, como el abogado Uribe Ortiz lo demuestra en su obra, la única salida posible en tales casos es la conversación civilizada y el respeto eminente por los derechos de todos, y no la lucha desigual por las prerrogativas de unos pocos”. Firmado: Pablo Escobar Gaviria. [1],[2],[3]



[1] Uribe A, Juan Fernando.  “Proyecto Pablo Escobar. Informe final”. Amazon Kindle Direct Publishing, 2020.

2 Uribe Ortiz, Santiago.  “La Extradición entre Estados Unidos y Colombia”.

3 Revista Semana.  “Prólogo controvertido”. 19 de noviembre de 1990.  Disponible en: http://www.semana.com/noticias-nacion/prologo-controvertido/47556.aspx.

Aviso de recompensa por Pablo Escobar de 200 millones, 1990

El gobierno atacó y subió al doble la recompensa por Escobar; el aviso decía: “Hágalo por la seguridad de Colombia.  Ayúdele a Medellín, Envigado y Antioquia dando información que conduzca a la ubicación y captura de Pablo Escobar Gaviria, sus sicarios,  secuaces y testaferros” el valor estaba ahora en 200 millones (450 mil dólares al cambio de 445 pesos por dólar) 



Aviso de Gratificación por secuestrados en Saint Michel. 1990

ENERO de 1990
Un aviso salió en la prensa local de Medellín durante cinco días: “Muy buena gratificación.  A quien informe sobre el paradero de las siguientes personas Juan Carlos Sánchez Moreno,  Arley Martín Vera Santa, Diego S, NN, retenidos por 15 hombres armados el 31 de diciembre de 1989 a las 5 pm en el edificio St. Michel, transversal inferior por loma de los Balsos. Dichos individuos se movilizaban en los siguientes vehículos: Toyota 4 puertas café en leche LF 3615, Mitsubishi plateado y Toyota cuatro puertas azul”

Liberación de Roberto Mauricio Toro. 1990

ENERO 1990
Virgilio Barco, conciliador,  dijo que la posición del gobierno no era inflexible y que podría pensarse en un tratamiento menos riguroso a los narcos, aunque Bush no había sido tan generoso.  El mismo día en que se publicaron las frases del presidente Barco, “Los Extraditables” halagados, dejaron en libertad a Roberto Mauricio Toro, atado con una cadena en una casa de la avenida Nutibara de Medellín y con un mensaje que le tocó aprenderse de memoria para decirlo en los medios y dirigido al presidente norteamericano: "El gobierno debe dialogar.  Si no creen en la palabra de los narcotraficantes, entonces ¿por qué negocian con ellos, y porqué los ponen a atestiguar en contra de otros sindicados?".  

Bush se prepara para visitar Colombia. 1990



ENERO DE 1990
El pentágono organizó un simulacro de guerra en el desierto de Mojave – California;  Bush encarnando el actor que llevan los presidentes americanos, apareció en los medios con una chaqueta de camuflaje, binoculares, el cabello revuelto y el brazo extendido que lo mostraba muy aguerrido; todo para ambientar mejor la visita "al lugar más peligroso de la tierra”;  

La reunión de Barco con George Bush en Cartagena. 1990


FEBRERO 1990
Para la reunión oficial en la Casa de Huéspedes ilustres, asistieron, además de George Bush padre, Jaime Paz Zamora presidente de Bolivia, Alan García del Perú y por supuesto Virgilio Barco de Colombia; se tomaron la célebre foto en que Alan García elevaba sus manos como predicador y Bush sonreía con la mano derecha como acariciando algo;  juntos firmaron lo que se llamó una nueva estrategia anti drogas llamada la “Declaración de Cartagena” que fortalecía el intercambio de información,  la militarización y en general la mano dura.   

Las bombas de la víspera del día de la madre. 1990


13 de mayo de 1990 
Antes del día de la madre estalló un carro bomba  en un Fiat 147 en el centro comercial “Quirigua” de Bogotá;  los más dañados son un bus de transporte público y un colectivo. Muertos 15, Heridos: 56  y el mismo día estalló otra  bomba en la 127 con avenida Suba cerca el Centro Comercial Niza con un saldo de 2 muertos  y 58 heridos.

La masacre de la taberna Oporto. 1990


24 de junio de 1990
Fecha de la infamia. Nunca se supo a ciencia cierta quien quería meterse también con los hijos de los ricos que rumbeaban tranquilamente en esta taberna de Envigado, medio campestre.  Lo cierto es que el paredón fue idéntico al de los jóvenes que morían a diario en las comunas de Medellín y les recordó a todos el grado de violencia a que se había llegado.



Libro sobre Extradición con prólogo de Pablo Escobar. 1990


OCTUBRE DE 1990
Se publicó un estudio sobre la extradición  en una pequeña edición de mil ejemplares,  escrito por el abogado Santiago Uribe Ortiz.   El interés del libro no estaba en el tema más bien técnico, sino las siete páginas de  prólogo escrito por Escobar Gaviria.  El abogado Uribe Ortiz, era un especialista en derecho administrativo, quien sin tapujos de ninguna clase admitió haber sido el abogado de los "extraditables" y amigo personal de Escobar, justificó, en declaraciones al noticiero “24 horas”, la inclusión del prólogo señalando que su libro se limitaba a los aspectos jurídicos del tema, y que le parecía interesante incluir el punto de vista de "una persona que haya vivido el problema emocional en carne propia".  El borrador del libro fue enviado a varias casas editoriales que se corrieron cuando se les informó que el autor había decidido incluir el prólogo de Escobar.  Para que no quedaran dudas sobre la autenticidad de la identidad del prologuista, al lado de la firma aparecieron la fecha de agosto 25 de 1990 y la huella digital con la que Escobar legitimaba sus documentos.  Era entre curioso y desafiante que además de esto haya agregado el nombre de Medellín como lugar donde el documento fue firmado.