Mostrando entradas con la etiqueta Niñez de Pablo Escobar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Niñez de Pablo Escobar. Mostrar todas las entradas

Padrino de Pablo Escobar


FOTO: Joaquín Vallejo Arbelaez - Político conservador-  Padrino de bautismo de Pablo Escobar.  

Abel Escobar aprovechó un momento de escacez para ofrecerle sus servicios de mayordomo a su vecino rico y como Vallejo aceptó encantado, ambos se mudaron para la casita de servicio de la finca; Hermilda lo dudó porque no la iba bien con su suegra, aunque le advirtió a don Joaquín que el mayordomo era su esposo, que ella era maestra y que no venía a hacerles labores de cocina. No fue raro que le ofrecieran a don Joaquín el niño recién nacido para apadrinarlo

Pablo Escobar en Titiribi. 1952



1952 

Con Pablo de unos tres años,  Hermilda, que todavía trabajaba como maestra en la misma escuela,  fue trasladada por el gobierno a un area rural en la vereda "El Morro" de Titiribí- Antioquia.  Como dependían tanto de ese sueldo oficial no tuvieron más remedio que emigrar, incluso con Abel dejó arrendadas sus tierras.  Desde que llegaron no se sintieron a gusto en tales lejanías de las montañas del suroeste; la familia estuvo a punto de morir en un episodio típico de la violencia política colombiana ejercida por los llamados “chulavitas” conservadores, que iban eliminando por las fincas a los sospechosos de ser liberales y nada peor que esa maestra nueva que lo había confesado desde su llegada; cuando estaba a punto de entrar una horda de esos que asesinaban sin piedad, llegó el ejército y los salvó providencialmente. Todos quedaron hondamente impactados y según la tradición desde esa época su madre desarrolló una enorme devoción por el “Niño Jesús de Atocha”,  a quien atribuía haberlos librado de tal amenaza.  En esta época de Titiribí nació Argemiro  que era el cuarto hijo.

Escuela primaria de Pablo Escobar en "El Tablazo" 1953



Foto: Escuela de la vereda "El Tablazo"

1953
Todavía tuvieron otro traslado de escuelas a Girardota donde nació Alba Marina, hasta que por fin al año siguiente, después de mucho rogarlo a las autoridades centrales, ante la muerte del abuelo Pablo Emilio, la familia Escobar regresó gozosamente a Llanogrande en Rionegro con la noticia de un nombramiento de Hermilda como maestra de la vereda “Guayabito” y  Abel con su mismo oficio, compartiendo labores de mayordomo entre su finca y la  vecina en “El Tablazo”.  Pero el trabajo estaba regular, la finca muy caída y la abuela Sara con sus dos hijos, muy pobres, dependiendo todos del escaso sueldo de maestra. Los hermanos Pablo y Roberto ingresaron a primaria en la escuela veredal en “El Tablazo”, donde Hermilda había trabajado antes, y que era la más cercana de la finca; allí estuvieron por dos años,