Mostrando entradas con la etiqueta 1989. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1989. Mostrar todas las entradas

Oky Botero, víctima de Pablo Escobar. 1989



El 7 de noviembre de 1989 Escobar  ordenó asesinar al rejoneador Oscar Andrés "Oky" Botero, en un semáforo de El Poblado; el motivo:  ser un amigo declarado del general  Jaime Ruiz Barrera, comandante de la IV Brigada de Medellín, con quien Escobar mantenía cazada una batalla personal.  

Operación Causa Justa. Tabla de Recompensas. 1989

Después de no encontrar a Noriega y con la ciudad semi destruida, los marines comenzaron a recuperar las armas en manos de la población, ofreciendo recompensas por cada una de las recuperadas.

Operación "Causa Justa". Panamá. 1989





Como un gran golpe mediático del gobierno de Estados Unidos,  se produjo con la invasión a Panamá que buscaba cazar al eternizado dictador Noriega y que era producto de la creciente militarización de la guerra de las drogas; el presidente Bush padre se dirigió al país diciendo: “Ciudadanos, anoche di la orden a las fuerzas militares de invadir Panamá.  Muchos han sido los intentos de resolver las cosas a través de la diplomacia, pero hemos sido rechazados por el dictador Manuel Noriega, acusado además de narcotraficante”. Este último punto era fundamental porque según la doctrina del gobierno de Estados Unidos cualquier cosa era válida contra un presidente narcotraficante.  Además de la detención de Noriega, Bush dijo que quería “proteger la vida de los ciudadanos estadounidenses que residían en Panamá” y “Defender la democracia y los derechos humanos”; lo que no dijo era que violenta invasión llamada “Causa Justa” usando 26.000 soldados de la 82ª división aerotransportada que llegaron furiosos queriendo además atrapar a Pablo Escobar Gaviria al que creían refugiado al lado del general y por supuesto proteger el canal. 

El avión del asesinato de Carlos Pizarro. 1989



Carlos Pizarro llegó al aeropuerto Eldorado para tomar un avión de Avianca a Barranquilla, donde iniciaría una correría por toda la costa en desarrollo de su campaña presidencial.  Aunque para ese momento, el candidato del M-19 era uno de los hombres más custodiados del país y las medidas de seguridad se habían extremado luego de que en la sede de la campaña se recibió una llamada anónima que alertó sobre un atentado,  el esquema de seguridad cambió la hora de la reserva del vuelo y organizó los trámites para que Pizarro abordara el vuelo sin hacer filas.  El cuerpo de escoltas, conformado por 14 hombres, cuatro del M-19 y el resto del DAS, inspeccionaron el avión minutos antes de que fuera ocupado por los viajeros.  Cuando el capitán apagó la luz de cinturones de seguridad,  el sicario de nombre Gerardo Gutiérrez Uribe alias Jerry, quien viajaba  adelante,  se levantó de su silla y se dirigió al baño posterior, a escasos metros de la silla que ocupaba Pizarro, entró al baño del avión; salió y accionó el gatillo de una subametralladora mini Ingram por la espalda de Pizarro y vació el proveedor de calibre 9 milímetros: 13 tiros impactaron en la cabeza, cuello y manos del político. Los guardaespaldas reaccionaron y abatieron al agresor, lo que era fundamental; de milagro ningún disparo atravesó la estructura del avión. Era el mismo modus operandi de otros casos, aunque lo que existía en Colombia era una auténtica conspiración contra los candidatos presidenciales de la izquierda siempre atribuida a Escobar, pero que en este caso es poco creíble puesto que parece más un crimen del grupo de los hermanos Castaño.



Fusilamiento en cuba de implicados en la "Conexión Cubana", 1989


En julio de  1989, las agencias cubanas dieron a conocer al mundo con lujo de detalles,  en una actitud poco usual en ellos, la noticia de la detención del general Arnaldo Ochoa Sánchez, héroe de la revolución, hombre de confianza de Fidel  Castro y veterano de la Sierra Maestra y de Angola, con  su ayudante, el capitán Jorge Martínez Valdés acusados de tráfico de drogas; con ellos cayeron también los hermanos Patricio y Antonio, "Tony" de la Guardia Font, general y capitán de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, respectivamente y adicionalmente el ministro de Transporte, Diocles Torralba, el del interior José Abrahante y el mayor Amado Padrón, ex cónsul en Panamá y personaje importante en los negocios internacionales del régimen de Fidel.  En conjunto fueron acusados de enviar a través de la isla, seis toneladas de cocaína a Estados Unidos, percibiendo ganancias de 3.4 millones de dólares; se les acusó de contactarse con Escobar; de traficar ilícitamente con cocaína pero también con diamantes y marfil; de utilizar el espacio aéreo, el suelo y las aguas cubanas para actividades de narcotráfico y de avergonzar a la revolución con actos calificados como de alta traición. Un editorial del periódico Granma aceptó que el narcotráfico los estaba tocando por primera vez en su historia revolucionaria inmaculada. El juicio de Ochoa fue televisado durante un mes, donde el militar se auto inculpó de los delitos y pidió para si la pena de muerte, porque querían dejar en claro que esto no era permitido en la revolución.  En el mes siguiente fueron fusilados en Cuba todos, excepto  José Abrahantes, el ministro del interior, que fue condenado a 20 años de prisión por negligencia

Revista People. Pablo Escobar en 1989



En diciembre de 1989 Escobar fue escogido por la revista People como uno de los 25 personajes más influyentes del año; compartió la distinción con personajes como Madonna, Billy Cristal, Spike Lee, Jack Nicholson, Paula Abdul, Mikhail Gorbachov, la princesa Ana de Inglaterra, Salman Rushdie y el mismo Manuel Antonio Noriega;  según la revista que le dedicó una página, su distinción no era por la fortuna que poseía, sino por su capacidad de poner en jaque a las autoridades legítimas.

Primer aviso de recompensa: 100 millones, 1989



AGOSTO de 1989
El presidente Barco dijo por televisión el mensaje sobre que “Colombia está en guerra” y como novedad, ofreció 100 millones (250.000 dólares a precio de 397 pesos por dólar, cotización de la época) por las cabezas de Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha en avisos de televisión, también 50 mil dólares por John Jairo Arias Tascón, alias "Pinina", John Jairo Velásquez Vásquez, alias "Popeye", Luis Carlos Aguilar Gallego, alias "El Mugre" y Otoniel González Franco, alias "Otto".  En su alocución dijo nuevamente: “Colombia, óigase bien está en guerra.  Esto no es una simple expresión retórica.  El país está en guerra contra los narcotraficantes y los terroristas.  Ni el gobierno, ni el país reposarán hasta no haber ganado esta guerra…”El ministro de Defensa, Oscar Botero, y el director del DAS, Miguel Maza Márquez, le habían sugerido al presidente Barco que sería de gran impacto iniciar una campaña por los canales de televisión, ofreciendo en avisos esa suma millonaria a quien suministrara información sobre el paradero de los jefes del cartel.  

Bomba al Restaurante "La Estación". 1989


SEPTIEMBRE 1989
Esta es una fotografía del estado actual del Restaurante que fue dinamitado junto con otros como la Bella Época en 1989, cuando Escobar atacó a todos los que tenían que ver directa o indirectamente con El Nuevo Liberalismo y cuando desató una de sus peores campaña terroristas en la ciudad de Medellín que obligó a declarar el toque de queda después de las 9 de la noche.

Comunicado de Los Extraditables. 1989


DICIEMBRE DE 1989
Comunicado de "Los Extraditables" durante la campaña de secuestros de los notables paisas, unos con intención política y otros económicos.