Mostrando entradas con la etiqueta Haciendas de Pablo Escobar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Haciendas de Pablo Escobar. Mostrar todas las entradas

Hacienda Nápoles. Casa principal. 1978




Esta es la casa principal del complejo de Nápoles y donde ocurrían las principales fiestas.  Faltan los árboles porque estaba muy recién construida.

Hacienda Nápoles de Pablo Escobar. 1978



Diciembre de 1978
Escobar  compró  las primeras hectáreas en Puerto Triunfo de lo que sería la hacienda "Nápoles", su paraíso personal de bosques, ríos y lagos en pleno centro de Colombia.   


Animales de la hacienda Nápoles. 1978






DICIEMBRE 1978
Un Hércules de carga llegó al aeropuerto Olaya Herrera desde los Estados Unidos con el resto de la remesa, varios funcionarios estaban ya esperándolo, metódicos e intransigentes.  No había oportunidad de soborno y menos de esconder jirafas y cebras. Decomisaron los animales y los trasladaron de inmediato al zoológico de Santa Fe.  Escobar dio la orden entonces de dividir la carga en seis camiones, tres con los animales grandes y tres con los más pequeños; como pudieron despistaron al carro del Inderena que los seguía y este siguió a los últimos que se fueron para el zoológico, donde descargaron cisnes blancos, casuarios,  faisanes, el pato mandarín, las grullas reales, las gallinetas de Nueva Guinea, la pareja de quetzales de Guatemala,  los antílopes, el canguro y las  cacatúas negras de Indonesia que eran muy valiosas (50.000 dólares cada una);  allá se quedaron, pero no por mucho tiempo.  Entrada la noche llegó un camión de Escobar cargado de chivos, cabras, gallinas, gallitos cubanos,  patos y hasta unos burros pintados de cebras con pintura blanca y negra, comprados de afán en las plazas de mercado y con un soborno generoso a los empleados se hizo el cambio sin problemas;  muerto de la risa con sus animales a buen recaudo, Escobar diría ante el reclamo de las autoridades forestales que los funcionarios enviados al zoológico eran unos incompetentes que ni siquiera sabían distinguir canguros de chivos por lo que desde ese momento tuvo más de un enemigo jurado en el Inderena

Avisos invitando a Puerto Triunfo. 1978


DICIEMBRE 1978
La zona de Puerto Triunfo comenzó a desarrollarse y muy rápido  Escobar se convirtió además en el mayor agente de propiedad raíz de la zona vendiendo en frente de Nápoles, unos terrenos que lindaban con la futura autopista que se llamó “Parcelas California”, que se anunciaron en los periódicos nacionales y luego la llamada “Aldea Doradal” que parecía un pueblito del Mediterráneo;  él sabía que cuando llegara la gente a comprar su propiedad, además de estratégica, se valorizaría a precios difíciles de calcular.  Incluso la Corporación Nacional de Turismo impulsó en estos años 80 la llamada “Ruta Dorada” que incluía una visita al zoológico de Nápoles y hasta la entrega de camisetas o gorras de béisbol como suvenires. Detrás de las casas turísticas, más allá de los últimos toboganes que usaban las quebradas de la zona, Escobar y sus hombres instalaron una intrincada red de laboratorios de procesamiento de coca que persistieron sin perturbación por muchos años más




Aldea Doradal de Puerto Triunfo. 1978



El pueblito estilo Mediterráneo de pequeñas casas blancas en la montaña, cerca de Puerto Triunfo, tuvo el nombre de "Aldea Doradal".  Sus dueños actuales dicen que nunca tuvo nada que ver con Escobar, lo cierto es que en lo alto quedaba la "Posada del Pescador" donde se entregaban las boletas para entrar a la Hacienda Nápoles.