Mostrando entradas con la etiqueta Pascualandia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pascualandia. Mostrar todas las entradas

Tranquilandia y otros laboratorios de coca decomisados en 1984







Como parte del seguimiento satelital que hacían los americanos desde noviembre y ya en pleno decaimiento de la campaña antimafia de Lara Bonilla con un gobierno que no estaba interesado en la extradición aunque fuera presionada por el embajador Tambs, cayó en el sur del país todo el complejo de laboratorios de procesamiento de cocaína más grande del mundo en la llamada operación Yari 84: “Tranquilandia” (un gran laboratorio) y su conexos como Pascualandia (4 laboratorios) y “Villacoca” (15 laboratorios pequeños), con  8 pistas de aterrizaje en 500 hectáreas de terreno; además de la infraestructura se decomisaron unas 18 toneladas de cocaína lista que era su producción habitual en una semana que valían 1200 millones de dólares.  Por fin estaba siendo golpeada la columna vertebral de la mafia, lo otro habían sido solo caricias; era un golpe económico descomunal a una estructura industrial para procesar la coca que por primera vez lesionaba intereses económicos tan poderosos.  La dirección del operativo estuvo a cargo de los coroneles Jaime Ramírez Gómez, el mejor aliado que tuvieron los Estados Unidos en la policía Nacional de Colombia y de Luis Ernesto Gilibert, que fue posteriormente director de la misma Policía.  No fue un éxito completo puesto que por la feroz resistencia de las FARC escaparon unas 100 personas por el río Yari, cuyas aguas se “volvieron blancas” cuando se deshicieron de la cocaína; muchos de ellos murieron en su desbandada buscando llegar incluso hasta Leticia atravesando la selva.

Mapa de Tranquilandia 1984


MARZO 1984
Los laboratorios de Tranquilandia eran de tal magnitud que estaban localizados en tierras de los departamento de El Meta y El Caquetá, muy cerca de las vías fluviales como el río Yari.

Tranquilandia: Helicóptero misterioso. 1984



La foto famosa del HK 2704 X, el helicóptero del señor Alberto Uribe Sierra, padre de Alvaro Uribe Vélez que los periodistas se sorprendieron de encontrar en Tranquilandia