Mostrando entradas con la etiqueta 1974. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1974. Mostrar todas las entradas

La directriz 12333 de Gerald Ford. 1974




En septiembre de 1974, el vicepresidente republicano Gerald Rudolph Ford asumió la presidencia de USA y para septiembre  expidió la célebre directriz presidencial 12.333 que prohibió a cualquier miembro del gobierno de Estados Unidos, incluyendo las agencias de inteligencia como la CIA, participar o cometer asesinatos, especialmente en el exterior.  Los puntos más pertinentes decían lo siguiente:

  •    Prohibición de asesinato: Ninguna persona empleada por el gobierno de Estados Unidos o que actué en nombre del mismo deberá cometer, o conspirar para cometer, asesinato.
  •   Participación indirecta: Ningún servicio de inteligencia deberá participar en o emprender las actividades prohibidas en la presente directriz”.

Históricamente esta directriz sería el mayor obstáculo para la colaboración de las agencias norteamericanas en la persecución de Escobar casi veinte años después y finalmente debió ser eludida en el límite de la legalidad,  para lograr el objetivo de cazar al capo.             



Robo de la espada de Bolívar. 1974




El 17 de enero de 1974, el grupo M-19 robó una de las espadas de Bolívar de la Quinta del libertador en Bogotá y con eso inauguró simbólicamente el inicio de este grupo subversivo.  La relación con Pablo Escobar se encuentra en que Iván Marino Ospina se la regaló en algún momento para halagarlo.

Carlos Lehder aparece por primera vez. 1974


(Cárcel de Danbury- Connecticut)

Abril de 1974
En este año apareció Carlos Lehder Rivas, cuando ocurrió su primera detención real por tráfico de marihuana en Miami  por lo que fue enviado a la cárcel de reos convictos de Danbury, en Connecticut, una correccional benigna, para cumplir una condena de veinte meses; allí conoció a George Jung, un experimentado traficante de marihuana en California,  al que luego de muchas horas de animada conversación,  convenció que la cocaína era mejor negocio que la hierba, capaz de convertirlos en potentados y con el que hizo planes de negocios de gran envergadura cuando salieran de prisión; tanto que el hombre haciendo cuentas, no veía la hora de comenzar.  

Primera reseña carcelaria de Pablo Escobar 1974


Septiembre de 1974
Esta es la primera acusación registrada en contra Escobar por su delito preferido, el "robo de carros".  El denunciante fue un abogado de nombre Guillermo García Salazar, quejoso por la pérdida de un Renault 4 modelo 73, placas LK-8028;  es un robo que se produjo sin violencia, al estilo de la banda de Escobar, usando el duplicado de la llave del carro.  En apenas cuatro días se vio involucrado en una segunda denuncia de robo, esta vez de un Renault 12 de propiedad de León Javier Duque Giraldo;  el carro se encontraba estacionado y Escobar con habilidad lo rondó, lo abrió,  lo encendió y se lo llevó;  muy rápido  lo capturaron porque el dueño lo había visto pasar repetidas veces por la calle del hurto en un Renault 4 rojo de placas LW 8344 y con un letrero bien visible en el parabrisas con la leyenda de "Antioquia Federal" que era un singular movimiento independentista que estaba de moda por esos días.  Cuando la policía lo detuvo a pocas cuadras,  el Renault 4 que conducía resultó ser el mismo robado a Guillermo García Salazar, pero con las placas cambiadas; de entrada pesaron sobre él dos acusaciones por robo;  como coartada le pidió entonces a un vendedor de carros chocados que conocía,  Francisco Hugo Pizano Jiménez,  que declarara que el carro era suyo,  “que lo habían tomado de  un remate de chatarras de una compañía de seguros y lo habían reparado y que por tanto que no había ningún delito”;  pero el juzgado comprobó que del supuesto carro del seguro Escobar sólo había tomado las placas y que era en realidad el carro robado a García Salazar. Entonces Escobar involucró también en su declaración al dueño del taller de nombre José Dolores Galeano Cadavid, donde había llevado el Renault 4 del remate;  pero Galeano explicó que su única relación con Escobar era reparar en su taller los vehículos que él llevaba; como la coartada y los testigos poco le funcionaron, Escobar fue enviado por primera vez directo a la cárcel de "La Ladera" en el barrio Boston de Medellín.  Nunca les perdonó a Pizano y Galeano su delación.