Mostrando entradas con la etiqueta 1981. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1981. Mostrar todas las entradas

Costantino Sánchez, "El Zorro de Toledo". 1981



El periodista Fabio Castillo dice en su libro "Los Jinetes de la cocaína" que la entrega de una ayuda de la mafia a Belisario fue en Melgar, en la finca del torero Constantino Sánchez García, “El Zorro de Toledo” y que Betancur asistió solo en su Renault 4, como le estipularon. Nunca se sabrá la verdad sobre estos episodios y no existe prueba alguna que sea cierto.

Movimiento Latino Nacional de Carlos Lehder. 1981




ENERO DE 1981

Lehder impasible frente a sus potenciales riesgos jurídicos comenzó a ejercer como el jefe del llamado "Movimiento Latino Nacional" que era una extraña mezcla entre civismo a ultranza y el nazismo primitivo que había aprendido de ciertos alemanes, huéspedes de sus padres Joseph y Helena, en un hostal que tuvo en Armenia.  Era una evolución del que llamó inicialmente “Movimiento Latino Socialista” que usaba como símbolos a Simón Bolívar, a Jorge Eliécer Gaitán y un mapa del Quindío y tenía un manual de base llamado “Libro Verde” que exhibía en las manifestaciones.  En parte fue una respuesta a la actitud de la sociedad de Armenia que lo rechazó sistemáticamente en el Club Campestre, en el Club América y hasta en el poco sofisticado “Club de Bolos de Armenia”.  Sus dos frases de batalla eran “La marihuana es para la gente” y “La cocaína es para ordeñar a los ricos”.  En los discursos que duraban horas se fomentaba el uso de la marihuana, pero  sobre todo se criticaba con vehemencia que existiera una ley de extradición firmada con Estados Unidos;  en las manifestaciones aparecía con una guardia pretoriana de muchachos jóvenes que llamaba "Los Leñadores", todos en actitud militar, vistiendo uniforme caqui, cascos blancos y largos bastones para controlar a la multitud;  además se consiguió un grupo de profesionales jóvenes que catequizaban y un grupo de mujeres lindas que trabajaban de azafatas para el movimiento; sus seguidores aprendían una doctrina llamada el "Latinonacionalismo" en el que les inculcaban,  entre otras cosas,  un concepto neo-nazi sobre “que somos una raza superior que terminará por desplazar a los yanquis”;  su base eran los "Sábados patrióticos", donde sus lugartenientes entregaban mercados, billetes de quinientos pesos, y refrigerios (en especial cajas de arroz con pollo o arroz chino y una bolsa de leche), mientras escuchaban al singular político medio trabado por la hierba, que entonaba además de las confusas arengas contra los gringos, otras en favor de una moneda común para Latinoamérica, de la dosis personal de marihuana y siempre contra la extradición.  Sus concentraciones eran multitudinarias, casi humillantes para sus rivales políticos que no tenían tanto músculo económico; el equipo de sonido de sus movilizaciones era tecnología de punta para la época y todos los pueblos quindianos eran visitados bien en caravanas de doce o quince vehículos o los más lejanos en helicóptero, lo que ya de por sí se convertía en un polo de atracción que garantizaba la asistencia masiva del público.  Su epitome ocurrió cuando llenó por completo la Plaza de Bolívar de Armenia; ese día además del arroz con pollo, difundió la idea que rifaría una casa entre los asistentes, de tal manera que la concentración fue histórica; pero en un momento dado sus rivales le quitaron la luz y Lehder  fue capaz de hacerse a dos plantas eléctricas y gritar a todo pulmón, “Ahora sí que vengan y me corten la luz”; luego conseguiría una carpa gigante que parecía un hangar portátil del ejército gringo, para facilitar concentraciones en sitios difíciles

Carpa del Movimiento Latino Nacional. 1981



La carpa que consiguió el Movimiento Latino Nacional para hacer sus exitosas concentraciones y evitar los desplantes que les hacía la sociedad del eje cafetero.


Pablo Escobar en la USA. 1981





MAYO de 1981
Alba Marina Escobar organizó de nuevo un gran periplo a Estados Unidos con su familia, al que se unió Escobar con su propia familia.  Al viaje fueron Victoria Eugenia, su esposa, Juan Pablo el hijo de 5 años, Hermilda (la madre), Roberto (el hermano), Gustavo Gaviria (el primo) y John Jairo Arias Tascón, alias “Pinina” como amigo y guardaespaldas.   Planeaban estar en La Florida, en la casa que había comprado en Miami Beach, situada supuestamente entre una de Julio Iglesias y la de uno de los hermanos Gibb de los BeeGees; después se alojaron en el Hotel Omni,  luego viajaron a Orlando para ir a Disney Word a unos de los Hoteles dentro de los parques,  además a  Washington, donde se alojaron en el Hotel Watergate, visitaron la tumba de Kennedy en Arlington y  la Casa Blanca  donde se toman innumerables fotografías como cualquier turista y fueron también al museo del FBI en Washington, también a Tennessee, a una feria de energía solar (en la que estaba interesado) y a la casa de Elvis Presley en Memphis (con el que siempre creyó que tenía un parecido); mientras mandó a parte de su familia a Las Vegas al Hotel MGM, según Alba Marina y al Cesars Palace, según Roberto,  con suficiente dinero para gastar; también  a Dallas-Texas,  en especial la esquina de las calles Elm con Houston, donde mataron a Kennedy, y a varios zoológicos donde completaron la colección de Nápoles. Durante el viaje  fueron a innumerables centros comerciales y  hasta compraron un toro mecánico para la hacienda Nápoles.  Supuestamente Escobar conoció “Auto Word”, una venta de autos de lujo en la US-1 o South Dixie Highway que le sirvió por tantos años de fachada para sus negocios en Miami y de seguros sus nuevos apartamentos de Plantation. Este fue su primer  viaje conocido a Estados Unidos, aunque su hermano Roberto habla de otros viajes, en especial uno a las Vegas donde compartieron mesa en el Cesar Palace y un viaje en helicóptero por el cañón del colorado con el mismísimo Frank Sinatra;




Pablo Escobar en la Casa Blanca. 1981


MAYO de 1981
La célbre foto de Escobar con su hijo Juan Pablo en la reja de la Casa Blanca en Washington durante el viaje con su familia de mayo de 1981

Pablo Escobar en Miss Universo. 1981




En el libro de uno de su más célebres esbirros, John Jairo Vásquez Velásquez alias “Popeye”,  existe una alusión de un supuesto viaje a Nueva York  en compañía de una amiga de nombre Wendy Chavarriaga Gil, que sería una de las tres mujeres mencionadas con nombre propio en la vida de Escobar.  Dijo alias “Popeye” (hablando supuestamente de Wendy): “el patrón cuenta que un día llega con ella al reinado de belleza de Miss Mundo, en Nueva York y la gente se detenía a mirarla como si fuera una de la candidatas”; sin embargo Miss Mundo nunca se ha celebrado en Nueva York;  el 7 de mayo del año 1981 se celebró Miss Universo en el teatro Minskoff de Manhattan cuando quedó elegida Irene Saénz de Venezuela,  lo que se corrobora en el libro de Alba Marina Escobar que cuenta una historia más coherente, con Escobar dejando a su familia con engaños para acompañar a Eddy Cano Puerta que era la “reina de reinas”, representando a  Colombia en Miss Universo, en uno de esos años de peleas con el reinado de Cartagena.





Secuestro de Carlos Lehder por el M-19. 1981


Carlos Lehder fue secuestrado durante algunos minutos por una célula del movimiento, pero  logró escapar de sus captores con una herida menor, convirtiéndose por el momento en un héroe local que renacía de las cenizas de su imperio en Las Bahamas y los olores mafiosos de sus negocios.  

Revista TIME "South Florida . Paradise Lost". 1981


23 DE NOVIEMBRE DE 1981  
Para esta época la revista Time publicó su artículo de portada “South Florida, Paradise Lost” que mostró mundialmente el agudo conflicto que se  vivía en Miami donde por la guerra de las drogas,  que dejaba muertos por doquier; el dominio de los colombianos, la llegada de “Los Marielitos” cubanos desde abril de 1980 y la estratégica localización de la ciudad habían causado que los asesinatos del narcotráfico ascendieran a 600 por año, un escándalo para una sociedad como la americana;  la mayoría pertenecían a los grupos de los padrinos primigenios de Antioquia que todavía se disputaban el mercado de las principales ciudades

Liberación de Martha Correa de Bernal por el MAS. 1981



30 de diciembre de 1981  
Al final del mes para aumentar la presión,  liberaron encadenada a la puerta del periódico El Colombiano a Martha Correa de Bernal;  a media noche llamaron al veterano periodista Pedro Nel Córdoba y le dijeron: “Vamos a liberar esta vieja, donde quiere que la dejemos, en su casa o en el periódico?, por supuesto el periodista les dijo que la llevaran a El Colombiano (la antigua sede del centro en la Av. Juan Del Corral); el periódico le dio primera página con el titular “Liberan a dama secuestrada.”