Mostrando entradas con la etiqueta 1988. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1988. Mostrar todas las entradas

Edificio Mónaco destruido por el Cartel de Cali. 1988



En 1988 ocurrió el atentado contra el edificio Mónaco del barrio El Poblado, vivienda principal de la familia Escobar. El Toyota de los explosivos, entró de madrugada disparando hasta casi al parqueadero interior del edificio armado con unos 80 kilos de dinamita (no los 800 que habían acordado en Cali); el ocupante mató al vigilante privado y huyeron, los guardaespaldas que estaban en el sótano apenas salían a defenderse cuando todo estalló a su alrededor. La familia de Escobar se perdió en la noche en un Renault 21 seguido de varios camperos con guardaespaldas buscando la seguridad de una de las fincas en La Pintada.  Escobar no estaba; existen dos versiones: había cambiado de escondite local en la madrugada o bien estaba en Brasil. El autor intelectual del atentado fue Francisco “Pacho” Herrera del “Cartel de Cali”, recién amenazado por Escobar, pero al parecer todos los de su grupo estaban de acuerdo en esta solución. Este fue el verdadero comienzo de la guerra entre carteles de Medellín y Cali que ya no pararía hasta el último día de vida de Escobar, más cuando recibió la supuesta solidaridad de Gilberto Rodríguez, unos segundos después de la explosión en una sospechosa actitud


Bomba en el periódico El Colombiano. 1988


Marzo de 1988
Esta bomba es la primera que se atribuye a Pablo Escobar, luego de los "ensayos" con el busto de Guillermo Cano en 1987.  Era plena época de elecciones para alcaldes populares y bien pudo ser también de la guerrilla.  Cualquiera de los dos, Escobar o Guerrilla querían dar su mensaje de terror a Juan Gómez Martínez que aparecía como el seguro ganador en Medellin

Fuga de Escobar de la finca El Bizcocho. 1988


22 de marzo de 1988  
El gobierno mientras tanto organizó una operación de cacería de Escobar que era el segundo y real allanamiento a la finca El Bizcocho que llamaron “Operación Crisol”, comandada por el recién llegado a la IV Brigada, general Jaime Ruiz Barrera y por Rito Alejo del Río,  comandante  del Batallón Girardot; casi caen el capo y el grupo de sus cercanos, lo que fue muy significativo puesto que era la primera vez que se metían a buscarlo en sus terrenos.  Llegaron a la madrugada y con más de dos mil hombres y tres helicópteros cercaron esta zona montañosa repleta de casas y edificios lujosos.  Falló porque Escobar fue avisado oportunamente por sus alarmas perimetrales y también por su informante habitual en la IV Brigada, teniente coronel Plinio Correa, jefe del B2,de la llegada de los camiones con soldados que acordonaron un amplio sector  en los altos del Poblado; Escobar huyó literalmente en calzoncillos con varios amigos y lugartenientes entre otros Albeiro Areiza alias "El Campeón", John Jairo Arias Tascón alias "Pinina" y Mario Alberto Castaño Molina, alias "El Chopo”.  Cuando el grupo estaba llegando a la vía de Las Palmas en el último cerco un soldado estaba a punto de detenerlo, al verlo Escobar que llevaba un brazalete negro, gritó "Ley, Ley, Ley. Somos del F-2 y estamos en un operativo, quítese, quítese" y escapó sin problemas como siempre lo hacía; un fotógrafo de El Colombiano alcanzó a tomarle algunas fotos  encabezando al grupo que huía y solo por burlarse de las autoridades aceptó que se las tomaran