Buscar en este blog

Los aviones de Pablo Escobar

Este texto fue publicado inicialmente en las Dos Orillas

https://www.las2orillas.co/los-aviones-de-pablo-escobar/ 


LEAR JET 35A

En 1981, Pablo Escobar, muy próspero en sus negocios de tráfico de narcóticos, tenía varios aviones entre ellos el más vistoso, un Lear Jet 35 con matrícula N-37980 y otros menos lujosos, entre ellos una avioneta Piper, piloteados por los capitanes Flavio Alarcón y Roberto Tulio Striedinger Torres, quien siempre fue considerado el piloto en jefe de Escobar.  Está documentado al menos un viaje a Estados Unidos con la familia en mayo de 1981, quizás estrenando su avión recién adquirido, pero sin duda fueron muchas veces más en las que viajó solo o acompañado con la intención de divertirse, comprar en sus sitios preferidos como la joyería Mayor´s de Miami y devolver algunas veces cargamentos de dólares acumulados en Miami.   No fue el único Jet ejecutivo que compró; en diciembre de 1982 Escobar seguía expandiendo sus fronteras, porque había logrado una vía directa con Panamá para llevar su cocaína y hacer embarques de dólares a la vuelta de Estados Unidos que se podían lavar en la discreta banca panameña, sin llegar hasta Colombia; usaban un contacto seguro llamado Floyd Carlton, relacionado directamente con el general Noriega y una aerolínea propia llamada Inair.  Lo pactado con Noriega eran 100.000 dólares por cada viaje; tanto prosperaron en esta ruta, que Escobar le obsequió al general, otro sofisticado Lear jet 35-330, semejante al propio,  con matrícula N930GL, que tenía la doble misión de llevar droga o dólares y servir como avión oficial del presidente-dictador y que fue gravemente dañado durante la incursión americana en Panamá llamada Causa justa. [i],[ii],[iii],[iv],[v],[vi],[vii]

 

PIPER NAVAJO PA 31


En diciembre de 1983 Escobar cumplió 34 años; en esta temporada fue la célebre fiesta de fin de año en la hacienda Nápoles a la que asistió toda su familia; un canal de televisión española (TVE) fue contactado para que hiciera un documental que comenzaba cuando Escobar llega en una avioneta Piper Navajo matrícula HK-2585p, a la pista de la hacienda Nápoles donde el baja sonriente con su hijo Juan Pablo, después su primo Gustavo y más tarde un sequito de acompañantes que llegan en un moderno helicóptero.  El documental mostraba partes de la finca, el zoológico, un recorrido en moto y paseos por el río Claro. 1,[viii]


TURBO AEROCOMANDER 1000 Y BEECHCRAFT SUPER KING AIR 200

 



 


En marzo de 1988, el llamado Cuerpo Especial Armado (CEA), había logrado confiscar en el aeropuerto de Santagueda de Manizales, un avión Turbo Aerocomander 1000 matrícula HK-3398-X inscrito en la firma Aerotour, dotado con las más modernas ayudas computarizadas, involucrado en tráfico de drogas y que era el juguete muy valorado por Gustavo Gaviria y casi al mismo tiempo en Cartago-Valle, un Beechcraft Super King Air 200 de matrícula HK-3397X, ultra moderno también,  que pertenecía a Escobar; los primos siempre competían en tener los mejores juguetes y estos aviones no eran la excepción. Ambas naves fueron llevadas al aeropuerto Matecaña de Pereira y luego, por temor a que fueran rescatadas tras varios intentos frustrados, fueron llevados de urgencia a la base aérea militar de CATAM en Bogotá donde se suponía que estarían a buen recaudo.  Cuando la DEA se enteró, comenzó a presionar para tener acceso a los computadores de vuelo donde estaban grabadas las rutas que recorrían dichos aviones, pero inexplicablemente el gobierno no accedió a esta petición.  Para los primos se volvió una urgencia recuperar uno o los dos aviones confiscados, para recuperar o destruir sus memorias con detalles de rutas exitosas que no debían ser conocidas por ninguna autoridad.   Escobar dio la orden de realizar uno de sus actos más temerarios, ansioso de mostrarle su poder al gobierno Barco y para ello contrató para la logística a una banda que llamaban Los Magníficos y que se jactaba de su altísima efectividad en estos trabajos. Nadie pudo explicar cómo entraron a una base militar un par de ladrones nocturnos que convencieron a los guardianes que iban a una misión secreta, supuestamente por órdenes superiores; lo cierto es que encontraron el Turbo Commander de Gustavo, listo para salir y cargado de gasolina. Los guardias sorprendidos cuando entendieron la trampa dispararon primero al aire y luego al avión, pero, aun así, con un motor humeante logró salir de la base y rápidamente fue detectado por los radares en una supuesta ruta a Panamá, pero luego cambió hacia su destino real en el Magdalena Medio.  De la base aérea de Palanquero despegaron dos aviones cazas de la FAC, T-33  que lo persiguieron hasta  alcanzarlo en una de las dos pistas de la hacienda Nápoles, Las Palmas cerca de la mayoría o más posiblemente Mamarrosa, la más lejana, en donde lo esperaban una docena de carros que con sus farolas encendidas hacia la pista; las naves de la patrulla persecutora lanzaron bengalas para iluminar la zona y uno de los aviones militares, efectuó un vuelo rasante y ametralló los hangares y las instalaciones, matando a Teresa Sánchez, una de las empleadas de la hacienda e hiriendo a otra empleada y a varios hombres de Escobar entre los que estaba, Carlos Mario Alzate, El Arete, quien debió ser llevado a la clínica SOMA en Medellín.  Escobar al ver la debacle ordenó: “ni para Dios, ni para el diablo, quemen esos hijueputas aviones”.  En un video de uno de los cazas T-33 se observaban dos sitios de fuego en diferentes lugares de la pista, de dos aviones idénticos, lo que hizo pensar que era posible que existieran aviones gemelos como acostumbraban a hacerlo Escobar y el mismo Lehder, sin embargo luego se supo luego que en los hangares de la pista estaban parqueados otros aviones: el HK-2585P, Lear Jet ya conocido de Escobar), el HK-2451P, el HK 2642P, el HK-2050P, el HK-2196P, el HK-2770 y el HK-2614P, cuyos dueños nunca explicaron que hacían allí.  1,[ix],[x],[xi],[xii],[xiii]  



BIBLIOGRAFIA

[i] Uribe A, Juan Fernando.  “Proyecto Pablo Escobar. Informe final”. Amazon Kindle Direct Publishing, 2020.

[ii] Aviation Safety Network. Disponible en: https://aviation-safety.net/database/record.php?id=19891221-0&lang=es

[iii] Dinges, John. “Nuestro hombre en Panamá”.

[iv] Escobar, Roberto.  “The Accountant´s story”.

[v] Guillén, Gonzalo.  “Los Confidentes de Pablo Escobar”.

[vi] Revista Semana. “Pablo Escobar la maldición de Noriega”.  30/05/2017. Disponible en: http://www.semana.com/nacion/articulo/conexiones-entre-pablo-escobar-y-manuel-noriega/526937

[vii] Cañón, Luis.  “El Patrón”.

[viii] Revista Semana.  “Así conocí a Pablo Escobar”. 12/05/2007.  Edición 1306. Disponible en:  http://www.semana.com/noticias-nacion/conoci-pablo-escobar/103338.aspx.

[ix] Periódico El Espectador. “La noche del robo hollywoodense de un avión en Catam”.  2/12/2013. Disponible en: http://www.elespectador.com/noticias/nacional/noche-del-robo-hollywoodense-de-un-avion-catam-articulo-461817

[x] Baquero, Petrit.  “El ABC de la mafia”.

[xi] Torres Arias, Edgar.  “Mercaderes de la muerte”.

[xii] Revista Semana.  “El misterio de la avioneta”.  Edición 305. 4 de abril de 1988. Disponible en: http://www.semana.com/nacion/misterio-avioneta/24748-3.aspx.

[xiii] Revista Semana.   “Semana de pasión”.  2/05/1988 – Edición 309. Disponible en: http://www.semana.com/nacion/semana-pasion/24827-3.aspx.

No hay comentarios: