El célebre primer artículo de El Espectador. 1983



AGOSTO de 1983
El periódico El Espectador, reveló en primera página la antigua foto de su detención con el camión cargado de cocaína en 1976, que era la situación que Escobar tanto temía;  el título era: “En 1976 Pablo Escobar estuvo preso por drogas”. Escobar se enfureció y  mandó  a sus hombres, por primera vez,  a comprar todos los ejemplares que pudieran del periódico pagando 1000 $ o más por cada uno (el precio original era de 18 pesos).   El golpe de mano se lo propinaba la  memoria de don Guillermo Cano, director del periódico que guardaba la imagen de la detención en Itagüí.   Según la periodista María Jimena Duzán así fue el momento en que encontraron la foto en los archivos del periódico: “Por esos días a Guillermo Cano, director del El Espectador se le había metido una idea en la cabeza: Estaba seguro de haber visto publicado en su diario, cinco o seis años atrás una fotografía-reseña de Escobar.  Si Guillermo insistía había que encontrarla…vi pasar presuroso a Guillermo Cano por la redacción del periódico rumbo al archivo fotográfico.  Preguntaba por Luis de Castro, Don Luigui, un veterano periodista de El Espectador, dueño de una memoria prodigiosa de un verdadero reportero judicial….  Don Luigui le pidió al empleado las carpetas correspondientes a los reseñados que llevaran el apellido Escobar… Aquí está,  dijo don Luigui. Lo sabía, dijo Cano, mirando la foto con el entusiasmo del periodista que acaba de descubrir una primicia.  – Tenemos una gran historia para mañana.  Arregla todo lo que puedas porque va para primera

Artículo de El Espectador: "En libertad contra la ley. 1983


Septiembre 8 de 1983 
El Espectador: "Revelaciones sobre Pablo Escobar . En libertad contra la ley".  Segunda parte del destino de los expedientes en contra de Escobar de 1976 y el naufragio de la justicia en este caso.

Lara Bonilla detiene los aviones de la mafia. 1983




SEPTIEMBRE DE 1983
El ministro Lara Bonilla no cejó en el empeño de atacar a los narcotraficantes por lo que usó un insumo que era neurálgico para su negocio: los aviones.  Suspendió licencias de vuelo por doquier en todo el país para cerca de un centenar de avionetas y helicópteros por sospecha de servir al tráfico de drogas; el episodio causó revuelo, pues la lista, remitida por el Consejo Nacional de Estupefacientes a la Aeronáutica Civil, resultó tan amplia que incluyó matriculas de aviones pertenecientes a personas que nada tenían que ver con esta actividad, así como aeronaves estrelladas hace tiempo o fuera de servicio, como un “Superelectra” de Aerocóndor que no había volado desde hacía 3 años.  Se le canceló la licencia de vuelo a un Jet ejecutivo registrado a nombre de Carlos Eduardo Restrepo Gaviria, identificado como la nave de dos turbinas en la cual se transportaba Escobar, lo mismo que a dos avionetas registradas a nombre de Isabel Lehder Rivas, la hermana de Carlos.  Pero esto era apenas una ínfima parte porque Escobar tenía al menos tres hangares en aeropuerto Olaya Herrera y una flotilla de 30 aeronaves.  Según “El Tiempo”:  Los aviones, de acuerdo con firmes indicios, pertenecen a Carlos Lehder, Pablo Escobar, Fabio Ochoa y Samuel Alarcón, entre otros, aunque ante la Aeronáutica Civil están registrados a nombre de otras personas”. “En la lista de implicados - escribió “El Colombiano”  - figuran Justo Pastor Rodríguez Gacha con cinco aeronaves, Alfonso Ramón Rodríguez Muñoz con tres, y Aeromercantil Líber y Luis Eduardo Marín con dos cada uno. Entre las naves figuran doce helicópteros, veintiséis avionetas y cuatro aviones”.  Con esto, las amenazas contra el ministro arreciaron; todos los días lo llamaban incluso a sus teléfonos privados a decirle su letanía amenazante de “ministro hijueputa, ahora si te vas a morir”.  

Descubren otro proceso de Escobar como "jalador de Carros". 1983


SEPTIEMBRE de 1983
El periódico El Espectador quería rematar definitivamente a Escobar, por lo que reapareció en su portada el proceso de 1974 publicando que “el representante Pablo Escobar tiene también un proceso como jalador de carros“,  en plena primera página.

Orden de detención contra Pablo Escobar. 1983



OCTUBRE de 1983
Después de tantas evidencias en contra de Escobar la Cámara de Representantes,  no tuvo más remedio que levantar la inmunidad parlamentaria a Escobar.  El acto se hizo a pupitrazo limpio ante la solicitud perentoria de Gustavo Zuluaga Serna, el juez décimo superior de Medellín, a la  vez que autorizó hacer la captura por parte de la justicia ordinaria.  El ponente de esta iniciativa fue el representante Fernando Carvajalino y  entonces fue noticia de primera página en los periódicos del país al quedar por primera vez al borde de la 

Planes de muerte para Rodrigo Lara Bonilla. 1983



SEPTIEMBRE 1983
Escobar ya había decidido eliminar al que consideraba un latoso ministro y se descubrió entonces el primer plan serio para atentar contra la vida de Lara.  Un ciudadano estadounidense, que se identificaba con varios nombres como Roberto Samnas y John Burn, pero que se llamaba en realidad Joseph Harold Rosenthal y que estaba prófugo de una cárcel de Atlanta donde purgaba una pena por tráfico de drogas, estaba siendo seguido por agentes de la DEA,  se alojó en un hotel de Medellín, cuyo teléfono fue intervenido.  Rosenthal tuvo contactos con un sujeto a quien identificaba como alias "Piñata" y que se presume era el mismo primo de Escobar, Gustavo de Jesús Gaviria Rivero.  Con él habló de la necesidad de ejecutar al ministro.  La amenaza fue hecha pública, pero no se pudo utilizar la información oficialmente, pues la intercepción del teléfono de Rosenthal,  se había hecho sin la previa autorización de un juez.  De las grabaciones obtenidas también se descubrió que los teléfonos de la DEA en Medellín se encontraban interceptados por la mafia y los de algunos ministros.  Aunque salió en los periódicos, nadie tomó muy en serio esta amenaza.

Tranquilandia y otros laboratorios de coca decomisados en 1984







Como parte del seguimiento satelital que hacían los americanos desde noviembre y ya en pleno decaimiento de la campaña antimafia de Lara Bonilla con un gobierno que no estaba interesado en la extradición aunque fuera presionada por el embajador Tambs, cayó en el sur del país todo el complejo de laboratorios de procesamiento de cocaína más grande del mundo en la llamada operación Yari 84: “Tranquilandia” (un gran laboratorio) y su conexos como Pascualandia (4 laboratorios) y “Villacoca” (15 laboratorios pequeños), con  8 pistas de aterrizaje en 500 hectáreas de terreno; además de la infraestructura se decomisaron unas 18 toneladas de cocaína lista que era su producción habitual en una semana que valían 1200 millones de dólares.  Por fin estaba siendo golpeada la columna vertebral de la mafia, lo otro habían sido solo caricias; era un golpe económico descomunal a una estructura industrial para procesar la coca que por primera vez lesionaba intereses económicos tan poderosos.  La dirección del operativo estuvo a cargo de los coroneles Jaime Ramírez Gómez, el mejor aliado que tuvieron los Estados Unidos en la policía Nacional de Colombia y de Luis Ernesto Gilibert, que fue posteriormente director de la misma Policía.  No fue un éxito completo puesto que por la feroz resistencia de las FARC escaparon unas 100 personas por el río Yari, cuyas aguas se “volvieron blancas” cuando se deshicieron de la cocaína; muchos de ellos murieron en su desbandada buscando llegar incluso hasta Leticia atravesando la selva.

Mapa de Tranquilandia 1984


MARZO 1984
Los laboratorios de Tranquilandia eran de tal magnitud que estaban localizados en tierras de los departamento de El Meta y El Caquetá, muy cerca de las vías fluviales como el río Yari.

Tranquilandia: Helicóptero misterioso. 1984



La foto famosa del HK 2704 X, el helicóptero del señor Alberto Uribe Sierra, padre de Alvaro Uribe Vélez que los periodistas se sorprendieron de encontrar en Tranquilandia


Rodrigo Lara Bonilla asesinado. 1984



El 30 de abril de 1984, en la mañana de su muerte, el ministro Lara recibió una información de un alto mando militar sobre otro atentado que parecía estar fraguándose en su contra; a diferencia de otras veces,  tomó esta información muy  en serio.  Pero el carrusel de la muerte activado para una mafia herida en todos los órdenes, sobre todo en el económico, estaba en un proceso irreversible y sin más dudas pasó su cuenta de cobro implacable, enviándole dos sicarios del grupo de Mario Castaño, alias “El Chopo”,  bien entrenados en la tenebrosa escuela del misterioso instructor de origen Judío, Isaac Guttan Esternbergef localizada en Sabaneta, del que no se conocen datos adicionales. Los enviados iban armados con granadas MK-2, ametralladoras Ingram, revólveres y chalecos antibalas,  lo persiguieron en la ruta desde el ministerio hasta su casa y lo mataron a balazos en el interior del Mercedes Benz blanco oficial a la altura de la calle 127 con la avenida Boyacá. El carro abaleado logró llegar hasta la casa del ministro que estaba sin vida en el asiento trasero.  Iván Darío Guizado Álvarez, el primer sicario murió en la persecución de los escoltas, el conductor Byron Velásquez Arenas alias "Quesito", resultó herido cuando la moto le cayó encima y fue capturado.

 

Entierro de Rodrigo Lara Bonilla. 1984




Un Belisario Betancur enardecido como nunca antes en su gobierno dijo en su alocución en la catedral de Neiva rodeado del procurador Carlos Jiménez Gómez, Álvaro Gómez Hurtado, Luis Carlos Galán, los ex presidentes y todo el gabinete ministerial.  El discurso fue el cambio completo de paradigmas en un gobierno que tanto se había distinguido por lo nacionalista y puede considerarse el inicio en Colombia de la “Guerra a las drogas” al estilo de Nixon en 1971.  Este es un fragmento: Ante la tumba de Rodrigo Lara Bonilla. (POR LA PATRIA QUE EL TANTO AMARA). “La dolorosa y trágica circunstancia que nos congrega en Neiva fecunda, exige que elevemos, más allá de la voz, el corazón y el pensamiento; y por sobre el dolor y la congoja, la voluntad irrevocable de superar el golpe aciago que ha caído sobre la patria. S

Reunión de Panamá con la mafia. Hoteles Marriott y Soloy. 1984


Hotel Marriot - Panamá


Hotel Soloy Panamá

MAYO 1984
Estos son los hoteles de las reuniones entre el Cartel de Medellín y el gobierno de Belisario Betancur.  En el primero el encuentro fue buscado por los narcos con Alfonso Lòpez Michelsen que era veedor de las elecciones y en el segundo, más modesto, fue el encuentro con Carlos Jiménez Gómez, procurador de la nación, donde recibió la llamada "Declaración Unilateral", primer intento de arreglo fallido en mayo de 1984.

Más sobre Escobar, Nicaragua y Sandinistas




1984
El Cartel de Medellin consiguio el apoyo del M-19 para conseguir el favor de los Sandinistas que estaban sólidamente instalados en el gobierno y gracias a ellos  se estableció una ruta llamada la “Triple M”, Medellín- Managua – Miami,  que era técnicamente compleja, militarmente insegura y la más costosa de todas.  Según un informe del embajador de Estados Unidos en Managua revelado por wikileaks el 9 de diciembre de 2010 y archivado en los años 2006 a 2008, Daniel Ortega, "negoció un acuerdo con el narco colombiano Pablo Escobar y lo refugió durante varios meses en Nicaragua después de que Escobar ordenara el asesinato del Ministro de Justicia".  Según Virginia Vallejo,  el pedido de Ortega por la protección transitoria fue de 50 millones de dólares, a lo que Escobar había opinado “estos comunistas creen que la plata nace en los árboles”.   Finalmente no se sabe quien le hizo más daño a quien, sí el saberse de la relación de la mafia con los sandinistas o viceversa.

Secuestro de Abel Escobar. 1984



SEPTIEMBRE DE 1984
Con Escobar que seguía en el exterior y tan encartado como estaba con el asunto de las fotos de Managua, unos delincuentes comunes de la banda de “Los Turcos”,  intentaron aprovecharse de “un vecino rico al que sus hijos visitaban en carros muy lujosos”, aunque de seguro al secuestrarlo ya supieran que era el papá de Escobar  y es así como  luego de hacer sus diligencias en el mercado,  Abel Escobar Echeverry, su padre, fue secuestrado cerca de su finca “Villa Hermilda” de La Ceja por seis hombres en traje de fatiga y armados con fusiles y ametralladoras,  después de identificarse como "agentes especiales", según el relato del conductor,  le pidieron a Escobar padre,  que los acompañara ya que "debemos hacer algunas averiguaciones sobre su hijo Pablo".  Por el camino, se dedicaron a detener a todos los vehículos con los cuales se cruzaron y a quitarles las llaves a sus conductores o a pinchar sus neumáticos para crear un poco de confusión.  Las primeras delirantes informaciones que consiguieron los trabajadores decían que lo tenía un grupo de derecha que quería arreglar cuentas con la mafia y que estaban ligados a la asociación “Tradición, Familia, Propiedad – TFP”, también que lo tenía la DEA intentando que el hijo saliera de su guarida,  lo que  no pasaban de ser infundios. Por supuesto Escobar  que seguía escondido en Nicaragua, se sintió desesperado al conocer la noticia y de inmediato con la ayuda de Roberto, su hermano, montó una estrategia para recuperar a su padre; pronto vio que no era suficiente empeño y con la sospecha que el presidente Daniel Ortega también pensaba en entregarlo a Estados Unidos, decidió mejor regresar a Medellín de inmediato en su avión piloteado por Roberto Striedinger, legando al aeropuerto Olaya Herrera con el objeto de ponerse al frente del rescate.   Como era un experto en estrategias, fueron varias las formas con las que intentó cazar a los secuestradores;  primero divulgaron públicamente que la mayor preocupación es que Escobar padre, de 72 años, sufre una "cardiopatía isquémica-arterioesclerosa"(sic), que le causó un bloqueo completo  razón por la cual lleva un marcapasos”; así lo informaron en  avisos de primera página  los periódicos El Colombiano y El Mundo de Medellín, firmados por su médico Miguel Sepúlveda;  de otra parte, en otro aviso publicado por la familia, ofrecieron jugosas gratificaciones a quienes suministren alguna información sobre el paradero del secuestrado


Pablo Escobar dirigió el rescate de un menor. 1984


Por casualidad durante la activa búsqueda de su padre Abel Escobar,  cuando comandaba un grupo de 50 hombres topó en la finca “La Felisa” del corregimiento “El Rubí” de Yolombó con un joven secuestrado de 16 años de nombre Wilson Patiño Toro y lo rescataron; la prensa hizo todo el despliegue de la noticia.  

Revista Time: Portada de "Cocaine Wars". 1985


FEBRERO 1985
La novedad del comienzo del nuevo año fue que la gran prensa americana se estaba ocupando cada vez más del tema de las drogas.  Se publicó primero un artículo de la revista Newsweek con el título "Cocaína imperio del demonio" (“Cocaine: The evil empire”) sobre los carteles de la droga y biografías de los principales narcotraficantes incluyendo por supuesto a Escobar y en la misma semana se publicó otro artículo en la revista Time de 10 páginas titulado: “Guerras de la Cocaína: El sangriento negocio suramericano” (Cocaine Wars: South Americas Bloody business) que eran una respuesta a la estampida de los norteamericanos del país.

Asesinato de don Guillermo Cano Isaza. 1986


17 de diciembre  de 1986
Escobar ya tenía un plan definitivo para asesinar al director de El Espectador Guillermo Cano Isaza;  fue así como un comando enviado desde Medellín lo mató en estado de completa indefensión, sin guardaespaldas y sin oposición,  cerca de su periódico;  la venganza de “El Cartel” contra la prensa que se le oponía se había consumado

Busto de Don Guillermo Cano Isaza


Este es el busto restaurado de Don Guillermo Cano que alcanzó a ser dinamitado en dos ocasiones en 1987 (según cuentas en ensayos de sus bombas) y luego con un collar bomba en 1988.  Fue restaurado por la "Fundación Ferrocarril de Antioquia" muchos años después de la muerte de Escobar.

Yair Klein. El entrenador de los ejércitos de "El Cartel". 1987



PRIMERA VISITA DE KLEIN. SEPTIEMBRE 1987.  Llegó por primera vez a Colombia el ex militar israelí, Yair Gal Klein que era dueño de una empresa llamada “Spear head” (Punta de Lanza) que ofrecía servicios de seguridad en diferentes partes del mundo, lo que en realidad era una forma de brindar entrenamiento para ejércitos mercenarios.  Klein, tuvo la intermediación de un tal Izhack Shoshani Merayot, que era dueño de negocios de autos de lujo en Bogotá y representante en Colombia de la poderosa TAAS (Industria militar Israelí) y amigo de Eitan Koren, que representaba al premier israelí  Menachem Begin, en los negocios en Colombia de la ISDS (Israel Securtiy Defense Sytem).  Klein  llegó con la intención de dar asesoría de seguridad a los bananeros de Urabá y a los ganaderos del Magdalena Medio que estaban asediados por la guerrilla.  Pero las autorizaciones del gobierno se demoraron y las FARC habían copado de tal manera los espacios que el proyecto inicial de asesoría fue cancelado.
PRIMER CURSO. ENERO 1988.  El Cartel de las drogas,  reforzado por las milicias de derecha del Magdalena Medio y de Urabá,  querían consolidar el proyecto de un ejército común con la fuerza de los paramilitares y el dinero casi ilimitado de la mafia.  Para esto,  contrataron el grupo de instructores militares Israelita del que ya había oído mencionar por el fracasado proyecto de los bananeros. El grupo venía contratado con el respaldo de la “Asociación de Ganaderos del Magdalena Medio”,  ACDEGAM, lo que le daba un cierto aire de legalidad por el apoyo directo que tenían del ejército,  para dictar un primer curso de entrenamiento militar a personal escogido de las filas de Henry Pérez Morales, incluyendo su reciente ramal de Urabá de los hermanos Castaño Gil,  de Gonzalo Rodríguez Gacha que había sido uno de los más entusiastas con el proyecto y por supuesto de Pablo Escobar que había sido tentado por el “Mexicano” que siempre hablaba sobre el significado tener un ejército real, bien entrenado y no unos simples pistoleros.  Los ganaderos  pagaron el valor de este primer curso que costó 75.000 dólares. El grupo de 30 hombres se graduó con honores, haciendo demostraciones de sus habilidades recién adquiridas antes sus patrones que todavía eran un tanto escépticos e incluso con la grabación de un video aficionado que Klein pretendía usar como publicidad de su empresa de seguridad y que más adelante sería su perdición.

SEGUNDO CURSO. MAYO 1988. comenzó el segundo curso dirigido por Yair Klein;  este curso fue bautizado con el nombre de "Pablo Emilio Guarín Vera";  versaba además de las técnicas base de comandos sobre bombas incendiarias, explosivos, técnicas de uso de control remoto, radiofrecuencias, relojes, acumuladores de energía, defensa anti-aérea y métodos de burla de aparatos detectores de  rayos X. El costo final fue de de 75.000 dólares, que fueron financiados otra vez por los narcotraficantes con la ayuda de los ganaderos de ACDEGAM.  Esta vez entrenaron otros  50 hombres seleccionados que se reclutaron así: 20 del Magdalena Medio, escogidos por Henry de Jesús Pérez Morales;  veinte de Pacho - Cundinamarca, escogidos por "El Mexicano",  incluyendo a su hijo Freddy Gonzalo;  cinco de Medellín, escogidos por Escobar",  cinco de Víctor Carranza Niño, de su grupo llamado "Los Carranceros” y cinco hombres de los hermanos Castaño Gil, incluyéndolos a  Carlos y Fidel,  de cuyo germen nacieron "Los Tangueros".   

TERCER CURSO. NOVIEMBRE 1988.  Yair Klein,  iba a comenzar el tercer curso y final  de otros 30 hombres, sin embargo, debió salir del país tempranamente porque Rodríguez Gacha lo estaba presionando por un cargamento de armas, sobre todo fusiles,  que en algún momento se había comprometido a traer desde Israel, con permisos legales, usando como puente a la isla de Antigua y que le hacían mucha falta al Cartel y que por los trámites con los gobiernos, se estaban retrasando que llegaron finalmente en marzo de 1999. 500 armas, que incluían  178 fusiles de alto poder tipo R-15, 400 Galil, 100 UZis y 200 mil rondas de munición,  que venían desde el puerto de Haifa en Israel, con estación en la isla Británica de Antigua y Barbuda, pequeño estado en el Caribe.  La carga estaba autorizada directamente por Shimon Perez, ministro de relaciones exteriores y por Yizhak Rabin, ministro de defensa del gobierno de Israel como un negocio legítimo con el gobierno isleño.   


Revista New York Times Magazine. Pablo Escobar en 1987


MARZO DE 1987
Escobar salió en otra portada del New York Times - Magazine que tenía un tiraje de 6 millones de ejemplares acompañado cara a cara con un sonriente Fabio Ochoa Restrepo y con el título de: "Cocaine Billionaires. The Men Who Hold Colombia Hostage", firmado por el periodista Alan Riding que entre otras cosas decía que “Don Pablo” tenía una fortuna de al menos 2 billones de dólares,  de su programa “Medellín without slums” y que la misma ciudad de Medellín tenía una localización estratégica para el narcotráfico.  Por pura ironía en la contratapa de la misma edición estaba la propaganda de la Federación Nacional de Cafeteros con el lema de “Test Taste”.

Bomba en el periódico El Colombiano. 1988


Marzo de 1988
Esta bomba es la primera que se atribuye a Pablo Escobar, luego de los "ensayos" con el busto de Guillermo Cano en 1987.  Era plena época de elecciones para alcaldes populares y bien pudo ser también de la guerrilla.  Cualquiera de los dos, Escobar o Guerrilla querían dar su mensaje de terror a Juan Gómez Martínez que aparecía como el seguro ganador en Medellin

Fuga de Escobar de la finca El Bizcocho. 1988


22 de marzo de 1988  
El gobierno mientras tanto organizó una operación de cacería de Escobar que era el segundo y real allanamiento a la finca El Bizcocho que llamaron “Operación Crisol”, comandada por el recién llegado a la IV Brigada, general Jaime Ruiz Barrera y por Rito Alejo del Río,  comandante  del Batallón Girardot; casi caen el capo y el grupo de sus cercanos, lo que fue muy significativo puesto que era la primera vez que se metían a buscarlo en sus terrenos.  Llegaron a la madrugada y con más de dos mil hombres y tres helicópteros cercaron esta zona montañosa repleta de casas y edificios lujosos.  Falló porque Escobar fue avisado oportunamente por sus alarmas perimetrales y también por su informante habitual en la IV Brigada, teniente coronel Plinio Correa, jefe del B2,de la llegada de los camiones con soldados que acordonaron un amplio sector  en los altos del Poblado; Escobar huyó literalmente en calzoncillos con varios amigos y lugartenientes entre otros Albeiro Areiza alias "El Campeón", John Jairo Arias Tascón alias "Pinina" y Mario Alberto Castaño Molina, alias "El Chopo”.  Cuando el grupo estaba llegando a la vía de Las Palmas en el último cerco un soldado estaba a punto de detenerlo, al verlo Escobar que llevaba un brazalete negro, gritó "Ley, Ley, Ley. Somos del F-2 y estamos en un operativo, quítese, quítese" y escapó sin problemas como siempre lo hacía; un fotógrafo de El Colombiano alcanzó a tomarle algunas fotos  encabezando al grupo que huía y solo por burlarse de las autoridades aceptó que se las tomaran

Primer aviso de recompensa: 100 millones, 1989



AGOSTO de 1989
El presidente Barco dijo por televisión el mensaje sobre que “Colombia está en guerra” y como novedad, ofreció 100 millones (250.000 dólares a precio de 397 pesos por dólar, cotización de la época) por las cabezas de Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha en avisos de televisión, también 50 mil dólares por John Jairo Arias Tascón, alias "Pinina", John Jairo Velásquez Vásquez, alias "Popeye", Luis Carlos Aguilar Gallego, alias "El Mugre" y Otoniel González Franco, alias "Otto".  En su alocución dijo nuevamente: “Colombia, óigase bien está en guerra.  Esto no es una simple expresión retórica.  El país está en guerra contra los narcotraficantes y los terroristas.  Ni el gobierno, ni el país reposarán hasta no haber ganado esta guerra…”El ministro de Defensa, Oscar Botero, y el director del DAS, Miguel Maza Márquez, le habían sugerido al presidente Barco que sería de gran impacto iniciar una campaña por los canales de televisión, ofreciendo en avisos esa suma millonaria a quien suministrara información sobre el paradero de los jefes del cartel.  

Bomba al Restaurante "La Estación". 1989


SEPTIEMBRE 1989
Esta es una fotografía del estado actual del Restaurante que fue dinamitado junto con otros como la Bella Época en 1989, cuando Escobar atacó a todos los que tenían que ver directa o indirectamente con El Nuevo Liberalismo y cuando desató una de sus peores campaña terroristas en la ciudad de Medellín que obligó a declarar el toque de queda después de las 9 de la noche.

Comunicado de Los Extraditables. 1989


DICIEMBRE DE 1989
Comunicado de "Los Extraditables" durante la campaña de secuestros de los notables paisas, unos con intención política y otros económicos.

Aviso de recompensa por Pablo Escobar de 200 millones, 1990

El gobierno atacó y subió al doble la recompensa por Escobar; el aviso decía: “Hágalo por la seguridad de Colombia.  Ayúdele a Medellín, Envigado y Antioquia dando información que conduzca a la ubicación y captura de Pablo Escobar Gaviria, sus sicarios,  secuaces y testaferros” el valor estaba ahora en 200 millones (450 mil dólares al cambio de 445 pesos por dólar) 



Aviso de Gratificación por secuestrados en Saint Michel. 1990

ENERO de 1990
Un aviso salió en la prensa local de Medellín durante cinco días: “Muy buena gratificación.  A quien informe sobre el paradero de las siguientes personas Juan Carlos Sánchez Moreno,  Arley Martín Vera Santa, Diego S, NN, retenidos por 15 hombres armados el 31 de diciembre de 1989 a las 5 pm en el edificio St. Michel, transversal inferior por loma de los Balsos. Dichos individuos se movilizaban en los siguientes vehículos: Toyota 4 puertas café en leche LF 3615, Mitsubishi plateado y Toyota cuatro puertas azul”

Liberación de Roberto Mauricio Toro. 1990

ENERO 1990
Virgilio Barco, conciliador,  dijo que la posición del gobierno no era inflexible y que podría pensarse en un tratamiento menos riguroso a los narcos, aunque Bush no había sido tan generoso.  El mismo día en que se publicaron las frases del presidente Barco, “Los Extraditables” halagados, dejaron en libertad a Roberto Mauricio Toro, atado con una cadena en una casa de la avenida Nutibara de Medellín y con un mensaje que le tocó aprenderse de memoria para decirlo en los medios y dirigido al presidente norteamericano: "El gobierno debe dialogar.  Si no creen en la palabra de los narcotraficantes, entonces ¿por qué negocian con ellos, y porqué los ponen a atestiguar en contra de otros sindicados?".  

Bush se prepara para visitar Colombia. 1990



ENERO DE 1990
El pentágono organizó un simulacro de guerra en el desierto de Mojave – California;  Bush encarnando el actor que llevan los presidentes americanos, apareció en los medios con una chaqueta de camuflaje, binoculares, el cabello revuelto y el brazo extendido que lo mostraba muy aguerrido; todo para ambientar mejor la visita "al lugar más peligroso de la tierra”;  

La reunión de Barco con George Bush en Cartagena. 1990


FEBRERO 1990
Para la reunión oficial en la Casa de Huéspedes ilustres, asistieron, además de George Bush padre, Jaime Paz Zamora presidente de Bolivia, Alan García del Perú y por supuesto Virgilio Barco de Colombia; se tomaron la célebre foto en que Alan García elevaba sus manos como predicador y Bush sonreía con la mano derecha como acariciando algo;  juntos firmaron lo que se llamó una nueva estrategia anti drogas llamada la “Declaración de Cartagena” que fortalecía el intercambio de información,  la militarización y en general la mano dura.   

Las bombas de la víspera del día de la madre. 1990


13 de mayo de 1990 
Antes del día de la madre estalló un carro bomba  en un Fiat 147 en el centro comercial “Quirigua” de Bogotá;  los más dañados son un bus de transporte público y un colectivo. Muertos 15, Heridos: 56  y el mismo día estalló otra  bomba en la 127 con avenida Suba cerca el Centro Comercial Niza con un saldo de 2 muertos  y 58 heridos.

La masacre de la taberna Oporto. 1990


24 de junio de 1990
Fecha de la infamia. Nunca se supo a ciencia cierta quien quería meterse también con los hijos de los ricos que rumbeaban tranquilamente en esta taberna de Envigado, medio campestre.  Lo cierto es que el paredón fue idéntico al de los jóvenes que morían a diario en las comunas de Medellín y les recordó a todos el grado de violencia a que se había llegado.



Libro sobre Extradición con prólogo de Pablo Escobar. 1990


OCTUBRE DE 1990
Se publicó un estudio sobre la extradición  en una pequeña edición de mil ejemplares,  escrito por el abogado Santiago Uribe Ortiz.   El interés del libro no estaba en el tema más bien técnico, sino las siete páginas de  prólogo escrito por Escobar Gaviria.  El abogado Uribe Ortiz, era un especialista en derecho administrativo, quien sin tapujos de ninguna clase admitió haber sido el abogado de los "extraditables" y amigo personal de Escobar, justificó, en declaraciones al noticiero “24 horas”, la inclusión del prólogo señalando que su libro se limitaba a los aspectos jurídicos del tema, y que le parecía interesante incluir el punto de vista de "una persona que haya vivido el problema emocional en carne propia".  El borrador del libro fue enviado a varias casas editoriales que se corrieron cuando se les informó que el autor había decidido incluir el prólogo de Escobar.  Para que no quedaran dudas sobre la autenticidad de la identidad del prologuista, al lado de la firma aparecieron la fecha de agosto 25 de 1990 y la huella digital con la que Escobar legitimaba sus documentos.  Era entre curioso y desafiante que además de esto haya agregado el nombre de Medellín como lugar donde el documento fue firmado.

La cárcel de La Catedral. 1991





Desde 1990 Escobar se preparó adecuadamente para el momento de momento de entregarse al estado y que no podía dejar ningún asunto sin resolver, puesto que fácilmente podría  terminar en una trampa que lo llevara a la extradición. Un tal Antonio Bustamante Gómez, de hoja de vida intachable,  era el dueño de los 30.000 ms cuadrados donde Escobar se imaginaba la futura cárcel de “La Catedral”, su propia cárcel,  en las más altas montañas de Envigado, llegando por una carretera rural en mal estado y curvienta y sin otro acceso posible para motorizados.  El plan era claro,  aprovechando que el decreto de César Gaviria tenía implícita la búsqueda de un lugar seguro de reclusión,  Escobar dio la orden a Guido Parra para que ofreciera como parte de la negociación un “campamento cárcel” en Envigado que ellos, “Los Extraditables”, ayudarían a costear con mucho gusto; desde el primer momento y con sutileza este se convirtió en un punto inamovible de toda negociación.  Escobar estaba acomodando sus fichas para cumplir un plan maestro que incluía una entrega legítima y un sitio de reclusión bajo su poder.  

Entrega de Pablo Escobar. 1991


Esta es una buena foto tomada del periódico El Colombiano del momento en que el grupo que acompañaría a Escobar se sube al helicóptero que irá a buscarlo.  Entre otros se observan al sacerdote García Herreros con su sobrino en primer plano, más atrás funcionarios de la gobernación y en un círculo el célebre Santiago Uribe Ortiz, escurridizo abogado de Escobar.




LLegada de Pablo Escobar a La Catedral. 1991



Junio de 1991
Estas fotos son muy oportunas porque muestran el momento exacto de la llegada de Escobar a la cárcel proveniente de la finca "perrito flaco" en los altos de El Poblado.


La cancha de fútbol de La Catedral. 1991



Durante el tiempo de reclusión de Escobar en La Catedral, la cancha de fútbol fue algo fundamental.  Puede decirse que todos los días en el día o en la noche se jugaban partidos.  Allí estuvieron el Atlético Nacional y el Deportivo Independiente Medellín.  Tenía iluminación y un cerco suficiente para que jugar fuera cómodo.




Revista Semana. Escobar habla sobre los magnicidios - Entrevista. 1991


19 de agosto de 1991
Escobar concedió desde la cárcel una entrevista a la revista Semana con el título “Escobar habla sobre los magnicidios“.   La revista le envió un cuestionario escrito, en el cual se le formulaban preguntas sobre algunos de los asesinatos que se le atribuían. Pasados varios días no llegó ninguna respuesta, lo cual fue interpretado como que no había interés en contestarla, pero una semana después la revista fue notificada que en realidad Escobar había decidido responder todas las preguntas.