Primera lápida de la tumba de Pablo Escobar. 1993


Esta parece ser una de las primeras lápida que tuvo la tumba de Escobar, para honrar a su padre Abel con la siguiente leyenda: "Mientras el cielo exista, existirán tus monumentos y tu nombre sobrevivirá como el firmamento".