SIMCA de Pablo Escobar. 1979




El Simca de las Chrysler nunca fue un carro exitoso, pero antes de popularizar el Renault 4 como carro colombiano por excelencia, se hicieron todos los intentos posibles por mejorar su fama; entre muchos eventos, carreras automovilísticas como la "Copa Marlboro" donde estos carritos eran los protagonistas y por supuesto Escobar no podía estar ausente.