Germán Zea Hernández firmando la Ley de Extradición. 1980


El turno de estudiar el tratado de extradición estaba en Colombia y después de una poco discutida y fácil aprobación en la dos cámaras  del congreso,  Germán Zea Hernández, como ministro delegatario,  estampó su firma en la nombrada internamente como ley 27 de 1980 o “ley de extradición” con los Estados Unidos de América y que contenía los detalles de cómo se aplicaría a los habitantes de Colombia. Hasta este momento el país, por decisión expresa del Código Penal de 1936, prohibía estrictamente la extradición de colombianos, no así la de extranjeros.   Zea firmó inocente en reemplazo del presidente Turbay que se encontraba convenientemente de viaje, con Julio Londoño Paredes que curiosamente era el Ministro de Relaciones exteriores también encargado. Existen fotografías de ese gran momento con el gran cóndor de Obregón, detrás de la figura pequeña de Zea y todos los demás ministros del gobierno Turbay muy atentos