El caballo Terremoto atacado por "Los PEPES". 1993


16 de julio de 1993
El caballo de paso fino “Terremoto”, avaluado en un millón de dólares,  el orgullo de Roberto Escobar Gaviria fue secuestrado en una de las pesebreras de los hermanos Ochoa como otra maniobra de presión de "Los PEPES".   El 28 de agosto el pobre caballo  fue devuelto vivo pero castrado; el animal fue encontrado abandonado, desnutrido y atado a un poste en la glorieta de “La Aguacatala”, al sur de  Medellín con un letrero que decía: “Aquí le devolvemos el caballo Terremoto al temible Roberto Escobar”.