Abuelos de Pablo Escobar (Roberto Gaviria Cobaleda)


FOTO: Roberto Gaviria Cobaleda, contrabandista abuelo de Escobar


Hermilda,  de 22 años, soportaba los dolores con estoicismo y mucha soledad de su familia; su mamá Inés Berrio (“mamá Inés”), que sería la más indicada para acompañarla estaba lejos, dedicada a sus negocios de colorantes para telas y alimentos con los que sobrevivía, lejana y despreocupada de lo que hiciera su esposo Roberto Gaviria Cobaleda, que era un reconocido contrabandista de aguardientes de tapetusa en toda el área de Cañasgordas y Frontino, que desde entonces se comportaba como una especie de forajido, haciendo caletas para esconder su licor de contrabando, organizando funerales ficticios para llevar escondido el aguardiente en los féretros y cobrando puntualmente sus deudas, incluso a mano armada;  sin duda un personaje del que heredó Escobar-nieto algunos de los talentos que usaría luego en sus actividades mafiosas.

Finca "La Cerámica" donde nació Pablo Escobar. 1949


FOTO: Finca "La Cerámica" en la vereda "El Tablazo" de Rionegro - Antioquia.  Aunque el entorno ha cambiado con los años, todavía se observa la casita original de la finca.  

La finca donde primero se asentaron Abel y Hermilda, en el alto de El Tablazo, se llamaba “La Cerámica”;  tenía una casita de dos piezas con una cocina en la parte de atrás,  muy ahumada por la leña; afuera un baño de letrina, con piso de tierra, pero limpio.  Allí vivían con la abuela Sara, madre de Abel, Pablo Emilio el padre, una hija adoptiva y  Manuel, otro muchacho, que era sordo de nacimiento como secuela de una rubeola en el embarazo de Sara.  La familia Escobar Gaviria no era pobre del todo,  Doña Hermilda, como maestra rural, trabajaba en la escuela de la misma vereda y  Don Abel tenía para entonces unas 12 hectáreas de tierra y algunas vacas de leche;  sin embargo,  a finales de los años 40,  una peste de aftosa había matado el ganado,  por lo que don Abel optó por venderle una parte de la finca a don Joaquín Vallejo Arbeláez, un político conservador de la época,  con el que lindaban,  para poder completar los  ingresos ahora que la familia estaba creciendo.


Padrino de Pablo Escobar


FOTO: Joaquín Vallejo Arbelaez - Político conservador-  Padrino de bautismo de Pablo Escobar.  

Abel Escobar aprovechó un momento de escacez para ofrecerle sus servicios de mayordomo a su vecino rico y como Vallejo aceptó encantado, ambos se mudaron para la casita de servicio de la finca; Hermilda lo dudó porque no la iba bien con su suegra, aunque le advirtió a don Joaquín que el mayordomo era su esposo, que ella era maestra y que no venía a hacerles labores de cocina. No fue raro que le ofrecieran a don Joaquín el niño recién nacido para apadrinarlo