Alfredo Gómez López. El Padrino


Don Alfredo, uno de los primeros padrinos de la mafia, más experto en contrabando de cigarrillos y apodado "El Hombre Marlboro", fue sin duda uno de los modelos que siguió Pablo Escobar a lo largo de su vida delictiva.