Muerte del Angelito. 1993


La muerte de Alfonso León Puerta Muñoz (El Angelito) en el barrio Villa Hermosa de Medellín, cerca de la Clínica El Rosario, remarcó el principio del fin de Escobar.  Fue su penúltimo sicario eliminado, puesto que el último fue El Limón que murió acompañándolo.