Otra sobre la corrida de toros de Medellín sin Tugurios. 1983


Esta corrida de toros a favor de Medellin sin Tugurios es un caso sociológico fascinante.  Una plaza repleta, unos rejoneadores de diferentes orígenes (Fabio Ochoa, Dayro Chica, Alberto Uribe Sierra) que eran el centro del espectáculo, unos toreros de a pie (César Rincón) que eran segundones y los brindis repetidos a Pablo Escobar que actuó como el gran emperador.  Fue tan importante que salió este folleto con apuntes sobre la vida de los rejoneadores que participaron.