Extradición de Hernán Botero Moreno. 1984


Luego de la muerte de Lara Bonilla fue capturado en Medellín Hernán Botero Moreno, dueño del Hotel Nutibara y ex presidente del equipo de fútbol Atlético Nacional, dueño de negocios para cambio de divisas,  con el fin de extraditarlo a Estados Unidos que lo solicitaba por lavado de activos; fue un blanco fácil, muy alejado de los verdaderos responsables. Su delito era solo por lavado de dinero, no de narcotráfico; había sido acusado por dos banqueros que estaban encartados en la llamada operación “Greenback” organizada en la Florida por el Departamento de Justicia e instigada por el Departamento del tesoro y que lo acusaron para rebajar su propia pena, en el momento en que gobierno colombiano desesperadamente estaba buscando un caso ejemplarizante con quien estrenar la política de extradiciones